julio 5, 2022

¿Es hora de salir de China?

Los últimos 30 años han sido testigos de uno de los mayores logros económicos que el mundo haya visto jamás. El ascenso de China de una economía empobrecida, en gran parte agraria, a convertirse en la segunda economía más grande del mundo y una superpotencia manufacturera mundial. Ha habido enormes beneficios de esta transformación. Más de 500 millones de chinos han salido de la pobreza, mientras que las economías occidentales se han beneficiado de una baja inflación, impulsada en gran medida por el flujo de productos de bajo costo de China.

En 2008 en China contratar a un trabajador de fábrica, como un soldador, costaba menos de   1000¥ por mes (alrededor de  125€),  entre 12 y 20 veces menos comparado con Europa (dependiendo del país ).  Además, el coste del suelo industrial, la energía y el cumplimiento normativo eran baratos en comparación con los precios europeos. En esos momentos subcontratar en China podía suponer un ahorro de entre el 40 al 70%. El problema era que la inflación duplicaba la de Europa y los salarios crecían hasta cinco veces más rápido.

Además, muchas empresas no tuvieron en cuenta los costes ocultos de la subcontratación como los costes de mantenimiento de inventario, almacenamiento, soporte a los proveedores de China y riesgos de calidad. A pesar de todo esto el producto chino seguía siendo un 40% más barato exworks. Este modelo asumía que la calidad del producto chino era la misma que la alternativa local, pero las consecuencias de un problema de calidad son mucho mayores con una cadena de suministro más larga. A su vez unos plazos de entrega más largos provocan una desventaja competitiva frente a los proveedores locales que puede ofrecer lotes más pequeños y tiempos de entrega más cortos que la alternativa importada, lo que da una gran ventaja competitiva.

Durante los últimos 10 años, los costos han crecido. Ese soldador chino ahora gana alrededor de 5000 ¥ por mes, lo que corresponde a más de  700€ o seis veces más que en 2010. Además, el costo de la tierra industrial en la costa este de China es a menudo el doble del costo de la tierra equivalente en los EE. UU. o Europa y los costos de energía también han aumentado drásticamente. Los salarios y la tierra son más baratos en el interior de China, pero la ineficiente infraestructura logística  de China significa que el costo de llevar las mercancías a la costa a menudo supera cualquier ahorro.  Cuando se consideran los costes totales, la ventaja competitiva de muchos productos ha desaparecido. Este es particularmente el caso de los productos voluminosos con un valor añadido relativamente bajo.

No se trata solo de costos y no se trata solo de China

En un momento de alta inestabilidad geopolítica, las empresas acercan cada vez más sus cadenas de suministro a la producción final y a sus clientes para reducir su exposición a las interrupciones del flujo comercial, así como a la inestabilidad política en los países de origen. Los negocios son cada vez más dinámicos y competitivos. En todo, desde la moda hasta la electrónica de consumo, los ciclos de vida de los productos se están acortando y los mercados se están fragmentando. Mientras que en el espacio B2B, los clientes exigen cada vez más opciones personalizadas. Satisfacer estas necesidades que cambian rápidamente es casi imposible si los plazos de entrega se miden en meses. En un mundo de ciclos de noticias de 24 horas e historias “virales” en las redes sociales, la reputación corporativa puede destruirse en unas pocas horas.

Un número cada vez mayor de empresas han visto dañadas sus marcas en el ámbito público por las acciones de proveedores que desconocían y sobre los que probablemente tenían poco o ningún control.

Finalmente, los riesgos también son financieros.  El tiempo de entrega del suministro de China oscila entre 12 y 20 semanas o incluso más. Además, los proveedores a menudo exigen pedidos mínimos grandes. El resultado son niveles muy altos de existencias con rotaciones de existencias a veces de menos de tres veces al año. Esto impone una gran demanda de flujo de caja, multiplicando el impacto cuando los productos se vuelven obsoletos o cuando se descubren problemas de calidad.

Aproveche al máximo su cadena de suministro más corta

Tener una cadena de suministro local integrada verticalmente le da control y elimina algunos de los riesgos de las cadenas de suministro internacionales extendidas. Lamentablemente, vemos fabricantes que han hecho esta transición y que todavía tienen plazos de entrega de pedidos medidos en meses, así como montañas de inventario. Por lo tanto, rediseñar su cadena de suministro no es tan simple como comprar maquinaria y contratar personal. Tómese el tiempo necesario para desarrollar un mapa de flujo de valor de su cadena de suministro de extremo a extremo desde sus proveedores hasta su cliente final.

Considere tanto los flujos de productos como los de información. Calcule los costos totales a lo largo de la cadena de suministro. Aplicar el pensamiento Lean lo ayudará a diseñar una cadena de suministro con plazos de entrega considerablemente más cortos. Esto tiene muchos beneficios, reduce el inventario, reduce el riesgo de obsolescencia y le brinda la oportunidad de responder más rápido a su mercado con una mayor gama de productos más personalizados para las necesidades de su cliente.

¿Desaparecerá el abastecimiento de China?

La subcontratación de productos o componentes de China no desaparecerá. Sin embargo, los días de simplemente subcontratar  productos o  componentes clave a un proveedor chino o asiático para ahorrar un euro están llegando a su fin.

Comparte esta noticia

Recubrimiento con pintura en polvo

Consulta

Utiliza el formulario para contactar con nosotros o pedir un presupuesto.

Choose File

TALLERES RODRIGUEZ GIL S.L. garantiza la protección y confidencialidad de los datos personales que nos proporcionen de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos de Carácter Personal (en adelante, RGPD), en la Ley Orgánica 3/2018, y en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico 34/2002 de 11 de Julio (LSSI-CE). Le informamos que sus datos personales se incorporarán a ficheros titularidad de TALLERES RODRIGUEZ GIL S.L. con la finalidad de poder atender adecuadamente sus peticiones de información y elaborar los presupuestos que puedan solicitarnos. Usted podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición contemplados en los artículos 15 a 22 de RGPD en los términos establecidos en el mismo, contactando con nosotros a la dirección Fondo 9, Pol. Ind. Can Coll, 08185 Lliçà de Vall (Barcelona).

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.